lunes, 10 de noviembre de 2014

La creacion... de ceros y unos... de dioses y amor...

Cuando era niño solía pasarme días enteros delante del ordenador. Mi padre me regalo un MSX, un ordenador que ahora consideramos prehistórico. Al encenderlo aparecía una pantalla azul y un cursor parpadeando. Nada mas y nada menos. Ese parpadeo llamaba mi atención, tenia hambre y yo era su alimento. Junto con el maquinón venia un manual de programación, un tocho enorme de millones de paginas. Empecé a leerlo y descubrí el enorme potencial que aquello escondía. Escribiendo unas lineas de código podías comunicarte con la maquina. Podías CREAR. Eso me maravilló.
Programé juegos , música, imágenes...
Quizás por eso ahora soy ingeniero informático, por aquella seducción que encontré en la combinación de bytes.
Desde entonces no dejo de pensar que existe algo que se me escapa... algo que me inquieta. Creo que el componente creativo que subyace en la informática debe verse con ojos de filosofo. Buscar más allá, encontrar respuestas....
¿Como es posible recrear un espejo del mundo real con tan sólo un '1' y un '0'? O mejor dicho...¿Como es posible crear un mundo virtual con tan sólo la ausencia o presencia de energía?
Durante mucho tiempo eso me volvió loco... Pensar que todo se reduce a lo mismo, a la combinación de una ausencia o presencia de algo... ¿Que era ese algo?
En la informática es la energía eléctrica... La ausencia es un 0, la presencia es un 1. La combinación de esos 0 y 1 da lugar a las palabras o bytes. Ese es el lenguaje. Gracias a el construimos, digitalizamos lo real y creamos lo irreal.
Necesitaba extrapolar ese concepto al mundo real. Si transciendo lo informático y miro a mi alrededor... ¿donde encuentro esa energía creadora?
Estaba claro que no podía fijarme en lo material, eso era sencillo... una mesa, una flor, una cara... eso esa el resultado de la creación, así como una foto era una secuencia de ceros y unos.
Di un paso más allá y entré en el terreno de lo intangible, observé muchas emociones... vi la envidia y la admiración, vi el egoísmo y el altruismo, vi la vanidad y la humildad, vi el odio y el amor. Sentí que iba por buen camino... notaba que en la eliminación de lo perceptible llegaba a la esencia.
Creí haber encontrado los opuestos... el cero y el uno, la ausencia y presencia.
¿Entonces que era aquello que daba forma a las emociones?
¿Que existe entre la envidia y la admiración?
Volví a la informática.. envida es un cero, admiración es un uno...
Egoísmo es un cero, altruismo es un uno...
Vanidad es un cero, humildad es un uno...
Maldad es un cero, bondad es un uno...
Dicho de otro modo... las emociones negativas son ausencia, las positivas son presencia....
Ausencia y presencia de QUE???
Esa era la clave.. encontrar esa respuesta...
Con eso podría crear este mundo REAL.
Me fijé en la diferencia entre los opuestos... estábamos hablando de emociones, por eso entendí que la respuesta estaba dentro de mi...
Me situé en la emoción que me parecía mas bestia, fui al centro....al ODIO y al AMOR.
Busqué en mi interior.. y allí estaba. Sentí ese odio....
Era hacia mi padre, cuando era niño el siempre estuvo ausente, crecí sin esa figura paterna, reclamando su atención, su compañía... y sí... llegué a odiarle.
Entonces afloró esa respuesta... fue una revelación...
Odiaba a mi padre porque le amaba con toda mi alma.
El amor era el nexo entre esos opuestos.
Entendí que no se puede odiar sin amor.
Volví a las otras emociones... todo cuadraba.
Si hablamos de generosidad... la total ausencia de amor, es el egoísmo, y su presencia, el altruismo.
Si hablamos del afecto que sentimos hacia nuestro entorno.... la total de ausencia de amor hacia el será la maldad, y su total presencia la bondad.
Por tanto... ya encontré mi energía para crear esta realidad, es el AMOR.
Y voy mas allá... Si aceptamos la definición de DIOS como el creador, entonces mi dios es el AMOR.
¿Te apuntas a esta nueva definición de DIOS?
A mi me parece maravillosa, significa unión... como no. TODOS somos amor. Unos mas, otros menos... de ahí nace la personalidad de cada uno, las emociones que somos capaces de trasmitir como ente individual...
Este es mi matrix... este es mi cero y mi uno, esta es mi energia creadora, el amor.

MUAKA.